4 claves para tener una relación sana con los clientes

En este artículo, y aunque soy consciente que puede parecer de “lógica”, voy a repasar 4 claves para tener una relación sana con los clientes, y que en todo caso, la experiencia me dice que siempre es beneficioso recordarlas:

El cliente es quien da sentido a tu empresa, 1ª de las claves para tener una relación sana con los clientes.

Y eso, si lo pensamos un poco es así, independientemente del objetivo de la misma. Por ejemplo, si es hacer algo para otros, ayudar, ofrecer algún servico o vender algún producto, está claro que sin los clientes no hay manera de cumplirlo.

Si tu objetivo fuera algo tan básico (e importante) como ganar el dinero que quieres, también son los clientes quienes te lo darán.

Y si tu objetivo es desarrollarte como persona, ser un creador en sus diferentes versiones, también es gracias a ellos que completas el cometido.

Así que la propuesta es tan sencilla como tomar conciencia desde otro punto, desde el del agradecimiento.

El cliente es la mejor fuente de financiación.

La segunda de las claves para tener una relación sana con los clientes es la mejor porque entrega dinero directamente (o aplazado, pero eso es otro tema). No hay comisiones de apertura, no tenemos que preparar modelos de negocio, no tenemos que dar explicaciones sobre nuestro futuro, y en fin, si alguna vez has encontrado o intentado encontrar dinero de otros para tu negocio seguro que conoces la ingente cantidad de tiempo y esfuerzo que conlleva.

¿Lo habías pensado así alguna vez?

(nota.: no se vale decir: “sí claro, si te paga”. Porque si no te paga, no es un cliente, es otra cosa: un favor, un hobbie, una obra buena, un tomador de pelo, … salvo casos puntuales originados por impagos rebote que pueden ocurrir en épocas de crisis.)

Lo mejor que puedo hacer por mi empresa es atraer a los clientes que le convienen.

“Nunca llueve a gusto para todos” es un refrán castellano, y hasta donde llega mi experiencia es bastante verdad. Quiere decir que tu producto o servicio será ideal para algunas personas, no para todas.

En mi caso particular son emprendedores individuales y empresas/entidades pequeñas. Se mueven en un tipo de actividades relacionadas con la sostenibilidad, la creatividad, la educación, la salud emocional y la ecología entre otros. También son personas que sienten una genuina pasión por lo que quieren hacer y que tienen o tendrán capacidad de compromiso con su proyecto, y que pueden o podrán compensar económicamente mi trabajo. De todo ello hablamos conjuntamente en la sesión de diagnóstico.

Si quieres afinar más desde el principio hacer un serio trabajo para empatizar con el tipo de cliente que quieres muestra muchas claves de gran utilidad. ¿Y cómo se hace?. Pues dándole una forma concreta, imaginando a uno que representaría a tu cliente ideal y viendo todos los detalles posibles, desde el aspecto físico y  su actividad cotidiana hasta sus aspiraciones más profundas y miedos (relacionados con tu empresa).

Caso real:
Cuando unos de mis clientes (en este caso eran dos socios) llegaron a la sesión con este trabajo hecho, dijeron: “¿sabes?, gracias a ello, nos hemos dado cuenta entre otras cosas que nuestro cliente ¡son mujeres!”

En tu caso, ¿Has hecho alguna vez un trabajo de “empatiza con tu cliente”?. ¿Lo harías en un plazo de dos días si no es así?

Y finalmente, la cuarta de las claves para tener una relación sana con los clientes viene de la mano de:

¿Qué valores harán que la relación con mi cliente sea la más sana posible?

Cuando respondemos honestamente a esta pregunta se clarifican varias situaciones del día a día.

La gracia está en escuchar las propias respuestas porque su función es evitar posibles “enfermedades”. Y si ya estás en una empresa en funcionamiento pero hay algo que no va bien con los clientes (quizá no llegan suficientes, quizá no se quedan suficiente tiempo, quizá no pagan, quizá protestan mucho, por ejemplo) en la respuesta a la pregunta del enunciado puedes encontrar pistas auténticas que te lleven a soluciones verdaderas.

¿Contestarías por escrito a esa pregunta por el bien de tu proyecto o empresa?

Pues aquí hay cuatro aspectos que quería comentar porque tienen en sí un potencial enorme: agradecimiento sincero, facilidad, estar con las personas a las que somos útiles y crear relaciones desde los valores.

Y ahora, me encantaría leer en los comentarios: ¿Qué clave añadirías tú?.


En la academia consultoría humanista puedes encontrar 2 microcursos que abordan este tema.

Finalmente: Si te gustó, sería genial que lo quisieras compartir en tus redes sociales, 🙂


Además, para estar al día de nuevos posts, descargas gratis, actividades libres: suscríbete ahora al boletín de noticias y bájate gratis un montón de cosas prácticas.

Hasta pronto, ¡mil gracias por estar en mi entorno!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

un año a tu disposición!

(bueno, si un año es mucho, puede ser... un mes a tu disposición!)

siempre mano a mano, y si somos suficiente número, también en grupo y con contenidos temáticos. todo eso por...

  Empezamos en febrero! Toda la información aquí: Programa Especial 2021    

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This