Aplazando el momento de saltar. ¿Es tu caso?

Uno sabe.

Uno sabe, porque lo siente con verdadera claridad que lo que hace no le llena, o mucho peor aún, le sienta mal. Así, directamente, le afecta, o bien a su salud, o bien a su vitalidad, o bien a sus emociones.

Definitivamente uno sabe si  su trabajo (remunerado) o falta de él le genera mala calidad de vida.

¿Y cómo se sale de ahí? Pues igual que se sale de cualquier otro sitio. Con un paso tras otro.

Y fíjate que antes de dar cualquier primer paso, y eso incluye los pasos físicos para desplazarte, hay una orden interna de hacerlo. Ocurre que en la mayoría de los actos cotidianos, esa orden interna está tan automatizada que se hace de modo inconsciente.  (Inconsciente significa debajo del umbral de conciencia ordinaria, pero de todos modos, hay una consciencia que da esa orden: camina)

Así pues, entre la situación en la que yo sé que algo me está sentando mal y la situación en la que ya estoy haciendo algo, ha ocurrido como mínimo dos  cosas:

  1. he tomado la decisión de actuar por un lado,
  2. y estoy moviéndome, por otro.

Ambas consecuencia de tu voluntad.

Y pasa que la voluntad no es algo que uno compra en una tienda a equis euros el kilo. No.

La voluntad es algo que ocurre a veces bajo nuestro umbral de conciencia, pero que afortunadamente podemos alimentar siempre que nos apetezca. ¿Cómo?. Tomando decisiones y ejecutando esas decisiones. Punto.

Así que, en el caso que nos ocupa, ¿qué puedo hacer si a nivel profesional estoy en una nube gris oscura espesa en la que no veo qué hay en las diferentes direcciones?

Comento aquí algunas posibilidades aunque por supuesto hay muchas más:

  • Identificar exactamente qué es lo que hay dentro de ese estado de ánimo (dentro de esa nube densa). Poner las palabras a las emociones. Al menos 15.
  • De esas emociones identificadas, priorizar cuáles te molestan más. Al menos 3.
  • Identificar qué personas pueden ayudarte a ver el recorrido de esas tres. Cómo son, cómo te afectan, cuándo se te disparan, qué consecuencias tienen en los otros,…
  • Ver si te puedes permitir que profesionalmente alguien te ayude. Quizá es que tienes que utilizar un programa informático que no dominas, eres autónomo, y sólo se trata de que alguien te enseñe. Quizá eso tiene un coste y te parece que ahora no te lo puedes permitir, y así vas haciendo más grande la rueda del malestar.
  • Identificar claramente lo que te hace sentir bien o muy bien. Al menos 15 cosas.
  • Tener siempre a mano al menos 3 de ellas.

 

Se trata sólo de empezar. Con la intención, la persistencia y el trabajo, el abanico de posibilidades, siempre, siempre, se abre.

 


Deja ahora un comentario,  ¿cuál será tu próximo paso?.  

Y, si crees que puede ser útil a otros, compártelo en las redes sociales

Además, para estar al día de nuevos posts, descargas gratis, actividades libres y lanzamientos piloto gratis (ojoooo: -hay uno ahora-): suscríbete al boletín de noticias y llévate  entre otros el audio de 20 minutos  “tu auto-consultoria”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

tres meses (renovables)a tu disposición!

siempre mano a mano, y de vez en cuando, también en grupo  con contenidos temáticos. todo eso por...

  Empezamos en febrero! Toda la información aquí: Programa Especial 2021    

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This