Aprender y Aprehender

Por supuesto puedes googlear o aún mejor ir a la RAE para encontrar significados consensuados de estas palabras. A veces hacía copia-pega de ellos. En este caso no.

Aprender y Aprehender.

Seguro que ya se te ocurre alguna diferencia entre estas palabras, sin embargo, voy a enfocarlas con una pista que escuché en este vídeo de Fundación Arsayan y que me encantó.

Pero antes, comentarte que en este artículo a la vez voy a practicar 3 herramientas que si te inspiran, tú misma/o puedes también probar. Son:

escritura espontánea con estructura (es decir, escribo según viene pero hay 4 preguntas que las tengo ya enfocadas, las verás más abajo).

preguntas que pueden esconder algo útil sobre tu experiencia, tu vivencia y tu intención en este momento de tu proyecto si lo tienes, de tu vida o de alguna iniciativa que tengas previsto empezar.

práctica de la diferencia entre aprender y aprehender en tu vida.

Pues como comentaba antes, aprender de forma natural nos suele llevar a todo aquello que estaba fuera en algún momento y que gracias a una enfocada atención hemos conseguido incorporar (o así fué en algún momento aunque ahora esté olvidado) a mi interior, a mi maleta de saber.

Y aprehender, si nos vamos más allá de las aprehensiones de drogas donde se suele utilizar esta palabra, nos lleva a de nuevo incorporar conocimiento, sabiduría, un saber algo dentro nuestro pero…más. Más dentro. Como más integrado, como más profundo, como más de verdad, como que no se olvida. ¿Tú también lo dirías así?.

Bueno, pues en el vídeo que decía más arriba, comentaba Matías que:

se aprende con la mente, pero

se aprehende con el cuerpo.

Wow. Claro. Si practicas algún tipo de trabajo corporal basado en las sensaciones físicas (la mayoría de las prácticas de crecimiento personal y psicología/psico terapia/… lo hacen) sabemos que cualquier hecho, continuamente está provocando sensaciones en el cuerpo físico. Si además practicas meditación Vipassana, sabes que la mente las está recibiendo continuamente y catalagando en simpática, antipática, me gusta-no me gusta, y de ahí inmediatamente empezamos con el apego-aversión. También sabemos que estemos en sueño o vigilia  eso sigue ocurriendo. Todo el rato.

Pues bien, cuando hemos repetido suficiente número de veces algo, o cuando hemos tenido sensaciones especialmente intensas, es como la señal en la playa. Si hago una línea con un palo, una simple ola la borrará. Pero si se ha abierto una zanja y algo se ha enterrado muy profundo, vendrán las olas pero aquello seguirá allí. Para mal o para bien dependerá de varios factores:

– qué quedó enterrado

– qué efectos está tendiendo en el entorno (no es lo mismo si fué un residuo ‘nuclear’ que si fué el brazo roto de una muñeca)

– qué tanto sé que ahí hay algo enterrado

– qué decido (o no) hacer con ello

Bueno, como he dicho que estoy practicando la escritura espontánea, no voy a revisar lo escrito excepto para corrección de faltas gramaticales o similar. Sigo.

Así pues, lo aprendido puedo usarlo en diferentes momentos de mi vida, o, si no lo usamos finalmente se suele olvidar.

Sin embargo, aquello que aprehendimos con el cuerpo  (atar los zapatos, ir en bici, limpiar los platos, escribir, hablar, ‘sacar las cortes’, ‘cargar alpacas’, nadar, ballet,  …) queda como parte de nosotrxs para siempre.

Mirar atrás a ver cómo ha sido en tu caso va a dar una información útil para tu comunicación con el mundo porque entre un conocimiento y otro hay una diferencia sustancial, y es que el primero puede incluso ser equivocado si lo que te enseñaron era ‘erróneo’ sea científicamente sea emocional o espiritualmente hablando.

Si me enseñan que la Tierra es el centro del Universo y toda la ciencia se basa en ello, pues lo aprendo y ya!, sea o no verdad (hasta Copérnico si no estoy errada fué así y bien que se siguió evolucionando) y salvo que me dedique profesionalmente a esa ciencia no me va a afectar demasiado, mientras que si lo aprendo con el cuerpo -al menos en los primeros años de vida-, para bien o para mal, lo sepa o no,  va a ser un cimiento sobre el que voy a edificarla.

Ahora voy con los otros dos apartados:

PRÁCTICA APLICADA A TU VIDA:

La sugerencia es tomar papel y boli, y sin necesidad de acabarlo en un día ni mucho menos, empezar una lista de lo que aprendiste y lo que aprehendiste en tus primeros, digamos 7 años de vida. Si aparentemente eres como yo desmemoriada, no te sale nada,  y al cabo de un tiempo prudencial sigue sin salirte nada, entonces podrías escribir : ¿porqué será que no recuerdo nada? y investigar por ahí. Qué duda cabe que hay un tesoro detrás!

TRES PREGUNTAS PARA COLOCARTE ANTE ESTE MOMENTO ESPECIAL (pongo mis respuestas en el despliegue -ojo, de nuevo escritura espontánea):

Aquí las preguntas (desplegar sólo si quieres ver mis respuestas):
Qué está queriendo morir y qué está queriendo nacer en el mundo?

Mi respuesta espontánea (máx 2 minutos) cuando me planteé la pregunta en la formación ULab (Teoría U) a la que si quieres aún  puedes unirte (además es gratis):

 

– queriendo morir: Un montón de leyes y personas que las ejecutan que no tienen en cuenta  a los demás, que no tienen validez humana, que son incluso malévolas o generadoras de confusión en sí mismas (véase la retención de irpf para de los aútonomos profesionales en España), y en las personas que aunque aún las acatan, poco a poco se darán cuenta que esas leyes no ayudan y que sí puede cambiarse.

– queriendo nacer: Veo mucho que quieren nacer microcomunidades autoconscientes por sus miembros y autogestionadas, con voluntad de libertad, conexión y ayuda interna y externa, integrando las diferencias en las relaciones.

 

 

Momentos más grandes de disrupción que recuerdes y qué emoción emergió en tí

Mi respuesta espontánea (máx 2 minutos) cuando me planteé la pregunta en la formación ULab (Teoría U) a la que si quieres aún  puedes unirte (además es gratis):

La primera semana cuando explotó el confinamiento por Covid. Sentí una rabia gigantesca no sólo hacia medios de comunicación y responsables de poder, sino hacia las personas que la aceptaban como bueno. 

 

Si hubiera una desconexión entre el Ser Humano y: a) la Naturaleza / b) Las otras personas / c) Él mismo, ¿cuál dirías que es?

Mi respuesta espontánea (máx 2 minutos) cuando me planteé la pregunta en la formación ULab (Teoría U) a la que si quieres aún  puedes unirte (además es gratis):

 

 

a) Naturaleza: El ser humano come, se alimenta de la Naturaleza y hay muy poca conciencia de lo que eso implica y de cómo la está modificando por los hábitos mayoritarios de comida.

b) Las otras personas: Una gran pereza a movernos, a dejar la zona conocida aunque se sienta y se sepa tóxica. Eso hace que haya mucho foco en estar bien yo y perder el foco que estemos bien todos.

c) Mi yo misma: Acatar un montón de normas (por covid) que afectan a lo más íntimo de mí misma aunque mi ser interno me diga no, no, no. No hago caso a mi sabiduría interna y obedezco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This