El arte de crear la realidad

la viajera que llevo dentro, ¿ pensar y sentir crean realidad ?

En el momento en que escribo este artículo llevo más de 4 semanas en Sudáfrica y una vez más quiero aprovechar para compartir cómo uso las herramientas de vida para que sea fácil en estos momentos lo que me parecía imposible no hace tanto.

Si es la primera vez que me lees, te cuento que tengo 55 años y llevo desde hace casi 3 viviendo fuera de mi país. Y que este último destino es una sorpresa incluso para mí. ¿O no?.

Sobre el tema de viajar sola era algo que me admiraba en otras personas, especialmente en mujeres, y para ser sincera, yo no me veía ahí ni de lejos. Y con el Africa subsahariana me pasaba lo mismo. Me daba muuucho respeto.

Pero… el mismo hecho que le prestara atención y sentimientos hacía que ya lo estuviera de algún modo construyendo.

Me explico: hay mucha información cada día alrededor nuestro, pero a la mayoría no le ponemos emoción o sentimiento, nos es bastante indiferente y con ella no creamos nada.

Sólo creamos nuestro mundo con aquello a lo que le damos interés. A las cosas, personas, situaciones, etc, le damos interés con dos alimentos: pensamientos y emociones.

una aproximación a la realidad que vivimos

Pregunta: ¿la realidad que vives es fruto sinequanon de cómo te la explicas, de cómo te cuentas cada una de las cosas que ves, oyes, haces, no haces, hacen, no hacen, etc?

Si la respuesta es claramente SÍ, entonces el resto del artículo tiene sentido. Caso contrario probablemente no lo tenga para tí.

De todos modos, si la respuesta fuera o fuese no, si no crees que tu realidad es fruto de como tú te la cuentas…

Veamos un ejemplo:

Hechos: estás cenando en el jardín de un restaurante, hay una pequeña puerta que da a la calle, es un sitio calmo, apacible, tranquilo, un pueblecito sin tráfico. Unos niños han acabado su cena, ríen y juegan, abren la puerta y la cierran alguna vez.

Pregunta 1: ¿Hay una única realidad compuesta por esos hechos o hay una realidad distinta para cada persona que está cenando en ese jardín?

Pregunta 2: Si cada persona distinta, vive esa situación de forma distinta (desde quien lo ve bucólico hasta quien ve sólo unos críos malcriados y unos padres irresponsables a más no poder!), ¿tiene o no que ver con cómo cada persona se cuenta lo que ve?.

Pregunta 3: Por cierto, tú, ¿cómo te has imaginado esos niños jugando riendo y abriendo/cerrando la dichosa puerta alguna vez?

Lo que vivimos es la realidad que construímos que es aquella que pensamos (nos explicamos) y sentimos.

  • Pensamos: En ese sentido pensar en positivo (quiero viajar sola) o en negativo (yo no podría viajar sola) da bastante igual a efectos del cerebro. La imagen mental es la misma (¿puedes hacer una imagen de ‘no viajar sola’?, ¿puedes hacerte ‘imágnes de un no -algo-‘?)
  • Sentimos (emocionamos): funciona igual en positivo que en negativo, emoción es emoción la califiques de buena o de mala, de constructiva o destructiva. Emoción etimológicamente viene de la familia del ‘mover’. La emoción mueve.

nota 1: sentimiento y emoción no es lo mismo pero a efectos de este artículo eso no es muy relevante

No nos damos mucha cuenta, pero alegremente desperdiciamos montones de pensamientos y sentimientos porque construimos con ellos justamente la vida que NO queremos. Auch!

Eso cambiará. Cada vez hay más recursos disponibles para todos en esta dirección (siempre mejor beber de la fuente original, si puedes) tipo Eckhart Tolle, Transurfing, Neville Goddard o Noesiología (googlea, verás).

nota2: también es bestial seguir a David Topí para entender (ehem…es un decir, porque muy fácil no es ni de leer ni de entender, al menos para mí), mejor dicho, para nutrir el puzzle de cómo ocurrió nuestra existencia en este maravilloso planeta (y el propio planeta).

y ahora, no sé si vas a aceptar por buenos los ejemplos, pero ahí voy:

Yo ya tengo una cierta edad, eso significa que bueno, he podido ver situaciones similares a lo largo de mi biografía y darme cuenta cómo se han producido y mi papel en cada una de ellas.

Una de las emociones con las que estoy experimentando aquí es con la del miedo.

Digamos que esta vez no blindé mi mente a las diferentes informaciones sobre lo peligrosa que puede ser esta ciudad (CapeTown). Y al no blindarla, pues tú, entra un poco de imagen de miedo un día y ya ella solita va creciendo con el alimento que recibe de infos externas, de imágenes reales y experiencias cotidianas en ella. Ya tenemos los dos alimentos que necesito para crear mi realidad, pensamientos y emociones.

Total, que poco a poco una empieza a andar con las piernas más en tensión, más precauciones, más pensamientos oscuros al caminar por algunos sitios, más prejuicios que se convierten en juicios que alimentan nuevos prejuicios, y sí, al final, un intento de atraco, faltaría más!.

Ahora que ya lo tenemos todo, atraco incluído, puedo hacer dos cosas:

a) seguir con ese mismo o peor sustrato mental,

b) o hacer algo por cambiarlo.

Obviamente, yo no me quedo de brazos cruzados ante una situación que me incomoda.

Lo cual no significa que lo sepa solucionar.

No, muchas veces, no lo sé solucionar y entonces tengo un problema. Peeeeroooo: busco a quien sí creo que puede saber y entonces ya solo me queda entrar en acción y cambiar algo con la intención que la próxima vez vaya mejor. Y si funciona, estupendo. Y si no funciona, vuelvo a buscar otra persona/herramienta/etc, y así sigue y sigue. Hasta que me muera.

Si pienso en estar en este país que es algo que nunca se me había pasado por la mente, y efectivamente, me era bastante indiferente cuando escuchaba las noticias, pareciera que yo no he creado la realidad que estoy viviendo.

Pero si rasco, rasco, y miro a ver si he tenido o no pensamientos + emociones al respecto con viajar sola, o viajar a Africa…entonces veo un montón, y no necesariamente en positivo (ej: quería tocar Djembe desde que ví a Peter Paul Tribali en Malta), en negativo sirve igual (uy, todo el mundo habla de lo bestial que es Africa pero yo no me veo ahí, me da miedo y vergüenza).

Emoción es emoción y produce realidad. Pensamiento es pensamiento y produce realidad.

Así que, ¿qué pensamientos sueles tener? ¿con qué emociones los sueles acompañar? y observa si la realidad que vives es afín a ellos o no.

¿Queremos mejorar nuestra cotidianidad?, veamos qué ocurre si mejoramos los pensamientos y sentimientos respecto de ella.

Hacer la prueba con mucha atención durante, digamos 21 días, y después tendrás una experiencia y … me encantará leerla si la escribes!

Abrazo y hasta el próximo post, correo electrónico, comentarios en instagram, watsap o lo que sea que quieras usar para que nos comuniquemos!

Sonia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This