objetivos fáciles y difíciles

Con esta metáfora sobre cristales sucios nos introducimos en el mundo de los objetivos fáciles y difíciles.

Cuando nos referimos a limpiar algo, a nivel físico, se trata usualmente de:

– Quitar lo sucio sobre algo. Queda ese algo limpio. Luego ese algo limpio, está. (obvio, si no estuviera no podría aparecer). Esto lo dejo aquí y ya lo abordaré en otro artículo.

– Sacar (o tirar, o regalar, o vender, o equis) directamente lo que ya no queremos.
Usualmente por dos motivos:
a) no sirve ya
b) no nos gusta ya

En el caso de este artículo estamos en el primer punto.
El cristal limpio existe.
Pero…no a la primera!

Veamos los 4 niveles de suciedad que me he encontrado en la gallarija (galería típica maltesa) de la casa que he alquilado:

1) el prácticamente limpio. (porque lo acabo de limpiar). Siempre queda algo, sin embargo. —> permite ver nítidamente fuera y es un gusto —> disfruto de los benenficios

2) el fácil (aún y así no tanto, porque … las ventanas se abren de abajo para arriba). Al uso, con agua y trapito. Sale bien la suciedad, y si ya tienes estilo propio pues pim pam. —> conozco la solución, lo sé hacer, lo puedo hacer, conozco los beneficios —> tiene muchos puntos para estar limpio en breve

3) el difícil. Puedo llegar manualmente, con dificultad y con artilugios que me tendré que inventar —> conozco la solución —> aún no sé como hacerla —> aún no sé si tendré que pedir ayuda ni a quien —> conozco los beneficios —-> corre peligro de no limpiarse.Casi seguro, necesitaré una buena dosis de enfado (o de dolor) para ponerme manos a la obra.

4) el ‘casi imposible’. Son los que no puedo llegar porque sólo se puede acceder desde el exterior con ‘andamios’ o ‘colgado con arneses’. —-> hay solución pero es muy complicada y costosa —-> no depende de mí directamene —-> conozco los beneficios pero asumo que no los tendré… porque en ello no me va la vida. Pero, ¿y si sí me fuera? ¿qué haría?

Sirve como metáfora de los diferentes grados de dolor o de enfado que solemos tener que acumular para ponernos manos a la obra con cualquier cosa que queramos cambiar o conseguir.

EL FÁCIL
Aún así, reconozco para pasar del 2) al 1), para que la pereza no me invada y ‘me acostumbre’ al cristal sucio, ¿qué puedo hacer?. Seguro que tienes ya recursos, pero te comparto otro.

La mayor parte (probablemente todas) de las personas funcionamos a nivel básico con un programa que se mueve:
a) o por la búsqueda de placer
b) o por evitar el dolor

Entonces, una manera de motivarte a entrar en acción (y limpiar los cristales del punto 2) al menos), es conocer cual de los dos aplica  para tí.

En mi caso es claramente ‘evitar el dolor’.
Así que yo, para motivarme a limpiar, no imaginaré lo bonito que será cuando esté limpio, si no que fantasearé con (evitarme) el fastidio que me dará verlo sucio.

EL DIFÍCIL
Aquí necesito ayuda.

Ésta puede venir de dentro. Pienso, discurro, me inspiro, encuentro una idea, la pruebo, funciona!. Es decir, lo llamo ayuda, pero la tengo yo y si me pongo a trabajar la puedo encontrar y que funcione.

O…puede venir de fuera. Es cuando o no funciona mi idea o ni me he puesto a pensarla. Pero sí, quiero solucionar mi problema, sí, quiero tener limpios los cristales. Entonces puedo pedir a alguien que crea que sabe, ideas. Y probarlas. Y si funcionan… bingo!. Y si no funcionan, sigo. Busco otra persona/idea y vuelvo a probar.

Porque…el cristal limpio existe. El objetivo ya está. 
Sólo he de quitar, como el escultor con la piedra y su escultura, lo que sobra.
Saber eso me ayudará a seguir trabajando en dirección a mi objetivo.

El CASI IMPOSIBLE
Este lo dejamos para otro artículo, si?

Gracias por leer hasta aquí y me encantará seguirte en los comentarios!

Comparte si crees que puede ser útil, ganamos mucha/os. Gracias también por eso 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This