Puntos clave en común: Viaje, Proyecto económico, Cambio

En este artículo quiero hacer una síntesis de puntos clave que afectan a temas aparentemente dispares.

¿Qué temas?

En concreto 3 temas, viajes, proyecto económico y conseguir propósitos,  que podrían muy bien ser 3 aspectos de una misma cosa. Me explico:

1)  Un viaje (cualquiera, por ejemplo unas vacaciones). Requiere de:
  • unas ‘ganas‘, es decir, una necesidad interna, una parte de nosotros que quiere ese viaje
  • de una ‘decisión de hacerlo’ y las consecuentes acciones
  • además hay otras decisiones sobre detalles (procesos) quizá muy relevantes o quizá no tanto
    •  ‘dónde ir, cuándo ir, cuánto tiempo, cuánto presupuesto, cómo viajamos, dónde dormimos, qué haremos, por nuestra cuenta o tour operador y más
  • ahora sumamos los recursos necesarios: tiempo, de dinero, de medios de transporte, de compañeros de viaje, por ejemplo

por supuesto va a ser muy relevante la actitud (sin duda y mientras no estemos iluminados, afectada por sentimientos y emociones) antes y durante el viaje. (…después de acabarlo también, pero de eso hablamos en este artículo)

2)  ¿Y un proyecto económico?

Estarás de acuerdo conmigo que como en el caso anterior sale de unas ganas que tiene alguien, quien además lo decide hacer ¡y lo hace!

Antes hablábamos de actitud. ¿Y ahora? ¿Qué actitud es la más afín a un proyecto económico? ¿Hay elementos comunes para todos?

Por supuesto que va a desarrollar un montón de procesos, de los detalles sobre cómo se va a hacer cada cosa. Esos procesos van a ver la luz como consecuencia de sus correspondientes decisiones

Y qué decir tiene, que van a hacer falta recursos. Algunos de ellos son los mismos comentados en el punto anterior: tiempo, dinero, personas

3) Respecto de conquistar los cambios (objetivos, metas, propósitos, llamadas, anhelos)

Como en la imagen, al mirar el mundo tras nuestras propias rejas, éste es inaccesible. Por el contrario, cuando las traspasamos, hay un mundo más o menos bonito, pero accesible.

Si conoces el método para conseguir cambios desde tu voluntad que usamos aquí, esto ya te sonará. Si no…:

¿No es cierto que para conseguir un propósito primero quieres hacerlo y luego te pones a ello?

¿Y que vas a trabajar en tu actitud, por la buenas o por obligación, para ir consiguiendo pasar las diferentes etapas?

¿Esas etapas, no son justamente los detalles de cómo haces (junto con la vida) que ocurran las mil cosas que van a hacer falta?

Cuando finalmente llega, cuando lo consigues, estaremos de acuerdo en que han intervenido personas, tiempo, dinero -bueno, dinero quizá no tanto-

Puntos Clave

UNO: los cuatro cuerpos

El bagaje antroposófico que me sustenta, en su apartado de triformación social me dió una información que ha sido clave para el trabajo que hago: los 4 cuerpos de una empresa

En este post y los que siguen de la serie, he hablado ya de esos 4 cuerpos  aplicados a la empresa.

Pero los veo también en lugares diferentes a la creación de una empresa. ¿Cómo es?. Pues porque en el fondo, casi cualquier gesto cotidiano podría ser una ’empresa’

Ejemplo: estoy en la cama y me entra sed

Puedo reconocer las ganas (necesidad, el porqué, lo que quiero -beber agua-, la identidad), actitud (sobrepasar la pereza y levantarme), procesos (abrir el grifo y llenar el vaso, o llevar el vaso de la mesita a la boca) y recursos (agua y vaso como mínimo, grifo, jarra quizá)

Vale sí, es muy simple. Pero si en este ejemplo tan simplón puede aplicarse, es justamente porque es un clave.

En todo caso le ponemos nombre aquí:

  1. Identidad (qué quiero)
  2. Relaciones (qué valores harán que la interacción con los otros sea la mejor para ese objetivo)
  3. Procesos (cómo voy a hacer cada una de las partes necesarias, los detalles, qué va primero y qué va después)
  4. Recursos (con qué o con quien voy a hacerlo)
DOS: ‘a cambiar se aprende’

(nota: la cita es de Gloria Mendez)

A estas alturas de tu vida has hecho ya un  montón de cambios. Algunos los querías. Otros…otros quizá no. Sea como sea, hay una serie de ‘leyes’, ‘principios’ tras la consecución de un propósito, y se pueden ir conociendo.

¿Qué es clave?:

  • la parte de tí que quiere conseguir el objetivo y la conciencia que tienes de ello
  • conocer las emociones que ayudan en cada una de las fases (tienes varios post al respecto en el blog)
  • identificar si hay bloqueos: en la acción (no voy al tren para llegar a París), o en la eficacia (voy al tren pero me equivoco de vía y lo pierdo), o en las circunstancias (voy, tomo el tren adecuado pero hay un incendio y cortan las vías). También tienes varios post al respecto en el blog
  • tu disposición para cambiar hábitos que ya no ayudan, explicaciones de la realidad que te hacen perder el tiempo en lugar de acercarte al objetivo y actitudes que te llevan a la ‘mala suerte’ por decirlo de algún modo
TRES: Hacerte amiga de la frase de Machado
‘caminante, no hay camino, se hace camino al andar’,
y luego … ¡andar!

Quiero decir con esto que cada propósito tiene su recorrido y que ése recorrido es único para cada persona. Nada nuevo. Pero no por ello menos importante

Es clave entenderlo si quieres disfrutar. De todos modos vas a conseguir muchos de tus cambios, pero se trata de que sea bonito (o lo más bonito posible)

Comparar maneras de hacer, sacar lo útil de las de otros es buena idea. Compararte como persona con otros, desde mi punto de vista no lo es. Veamos las siguientes preguntas para reflexionar:

¿Porqué creo que no lo es?:

  • porque difícilmente sabemos todo de nosotros, menos aún vamos a saberlo de los demás
  • además solemos hacerlo en modo autocrítica, que nos lleva a perder nuestra  propia vitalidad, lo cual nos quita fuerza, pensamos peor
  • y si a mano viene, al compararnos con otros sale por ahí algún ‘poquejo’ de envidia (rabia) que tampoco va a dejarnos pensar con la mejor calidad

Finalmente, ayuda mucho entender lo siguiente: tu idea (propósito, proyecto, negocio, viaje…) es una semilla.

¿Qué le va a pasar a esa semilla si le metes prisa, o la riegas mucho mucho, o la estiras con mucho amor para que crezca más rápido, y esas cosas que solemos hacer?

aha!, … lo más probable es que la planta se rompa y muera.

Date tiempo. Dale tiempo a tu propósito. Actúa con decisión y amor, pero también con respeto y conocimiento.

Gracias por leer, por compartir, por dar tu opinión, tus sugerencias  y tus ejemplos en los comentarios!

Sonia

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This